Avda. Alcora 126, bajos - 12006 Castellón de la Plana Tel: 964 06 19 96 / 680 86 96 54 clinica@alfaveterinaria.com

Esterilización

ESTERILIZACIÓN EN LAS HEMBRAS

Cuando no queremos que nuestra perrita o gata se quede embarazada tenemos dos posibilidades:

Los tratamientos reversibles son medicamentos inyectados o en comprimidos que pueden sernos útiles en casos puntuales, cuando nuestra mascota está en celo y tenemos que irnos de viaje, o tenemos que dejar al animal en una residencia. En esos casos puntuales los efectos secundarios de estos productos son reducidos. Pero si realizamos tratamientos continuados durante años se ha visto una mayor incidencia en problemas de matriz (mucómetras, piómetras) y en tumoraciones mamarias.Por eso, cuando tenemos claro que no queremos hacer criar a nuestra mascota, lo mejor es realizar el tratamiento irreversible: cirugía (OVARIOHISTERECTOMÍA). Esta operación consiste en extirpar los ovarios y la matriz. De esta forma ya no tendrá más el celo y por lo tanto eliminamos la posibilidad de embarazos. Se ha visto además, que la edad en la que se realiza la cirugía sí es determinante para el desarrollo posterior de tumores mamarios. Así si operamos antes del primer celo la probabilidad de aparición de tumores es sólo del 0.5%, mientras que si lo realizamos entre el 1o y 2o celo esta probabilidad sube al 8%. De esta misma forma, cuanto más tardemos en operar a nuestra mascota, la cirugía será menos efectiva en lo que a la aparición de tumores mamarios se refiere.La cirugía es sencilla pero se debe realizar bajo anestesia general. De ahí la importancia de realizar un chequeo sanguíneo previo.
El postoperatorio suele prolongarse unos 10 días en los cuales deberá tomar medicación antibiótica y antiinflamatoria. Es muy importante evitar que el animal se toque la herida, por el riesgo de apertura de los puntos. Por eso se suele poner un collar isabelino.Nuestras mascotas no sufren la menopausia. El único inconveniente es que el animal se vuelve un poco más sedentario y tiene tendencia a engordar. Este efecto puede ser contrarrestado perfectamente aumentando el ejercicio o controlando la ingesta con una dieta especial. En un pequeño porcentaje de casos puede darse incontinencia urinaria.

ESTERILIZACIÓN EN MACHOS

En el caso de los machos la esterilización se realiza tanto para evitar montas no deseadas como para tratar o prevenir el marcaje urinario, sobretodo en los gatos. Cuando éstos alcanzan la pubertad empiezan a eliminar pequeñas cantidades de orina en muchos rincones del hogar, por ejemplo en camas, sofás, esquinas de casa, patas de las sillas, bolsas de compra, en nuestra ropa,… Este comportamiento se convierte en algo desagradable que hay que erradicar cuanto antes. Si en estos casos se realiza una castración al inicio de este comportamiento de marcaje, las probabilidades de éxito son muy elevadas. Si por el contrario mantenemos esta situación durante meses o años, la cirugía se hace cada vez menos efectiva, ya que el animal adquiere unas conductas que luego son difíciles de corregir.

La cirugía consiste en la extirpación de los testículos y requiere también de anestesia general, y por tanto, igual que con las hembras, se recomienda siempre realizar un chequeo sanguíneo.

El postoperatorio es mucho menos incómodo que en las hembras. Deben tomar, eso sí, antibiótico durante 7-10 días para evitar infecciones.