Avda. Alcora 126, bajos - 12006 Castellón de la Plana Tel: 964 06 19 96 / 680 86 96 54 clinica@alfaveterinaria.com

¡Primeros casos de la temible Procesionaria del pino!

Se trata de la mariposa Thaumatopoea. Su ciclo de vida es el siguiente: esta mariposa, que vive apenas 24h en su fase adulta, pone huevos en las agujas de los pinos. Estos huevos eclosionan al cabo de un mes y nacen las larvas. Éstas construyen un “nido” en forma de una gran bola blanca situado en las ramas más altas.

image

Las orugas se desplazan en hilera por el árbol alimentándose y cuando el frío se intensifica vuelven al nido para cobijarse. Tras 5 mudas, a finales del invierno bajan al suelo para enterrarse y transformarse en mariposas.
Tanto las orugas como los nidos pueden constituir un serio peligro para nuestra mascota, ya que los pelos urticantes que envuelven el nido y que poseen las orugas en su piel provocan tal reacción inflamatoria que dependiendo de la parte del cuerpo afectada puede ser de consecuencias fatales.

image

La sintomatología más frecuente es una inflamación edematosa de labios, cavidad oral y cabeza en general. Es especialmente grave la afectación de la lengua porque puede llevar a la asfixia del animal. Hay también mucha salivación y picor. En muchas ocasiones, la zona que ha contactado directamente con las orugas se necrosa en unos 15 días y cae.

Para prevenir estas situaciones conviene evitar los pinares en los que existan esas típicas bolas blancas. Si nuestro animal contacta con las orugas debemos acudir con urgencia a un centro veterinario; en muchas ocasiones puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.